Si eres de los que se pasa todo el día sobre el skate, lo mejor es mantener una rutina de mantenimiento para no tener que esperar a que se haga trizas y tener que comprar uno entero o cambiar partes que con mantenimiento puedes hacer que duren más tiempo del que tenías pensado.

Un buen mantenimiento para tu skate te da seguridad al patinar y te hace ahorrar mucho dinero.Uno de los problemas más frecuentes es tener las ruedas un poco trancadas, esto hace que nuestro patinar no sea cómodo ni fluido. Una de las maneras de cambiar esto es usando arandelas entre la rueda y la tuerca.

Otra es que los rodamientos estén sucios, en este caso debemos de quitarlos de la rueda y limpiarlos correctamente, también limpiaremos las ruedas y colocaremos devuelta, verás cómo se nota el cambio.

Muchas veces queremos ir con el skate para un lado y se nos posiciona para otro, miramos la tabla está bien, las ruedas están sanas y limpias como los rodamientos, pero el problema no es este, sino que los ejes están flojos o mal colocados. Esto lo solucionamos mirando los tornillos, puede ser que estén flojos, debemos ajustarlos y también hay que fijarse en la posición de los ejes deben estar paralelos, si están mal colocados quítalos de la tabla y vuélvelos a instalar de manera correcta. Si hiciste todo esto y los ejes siguen mal posicionados, es evidente que es un defecto de fábrica, tendrás que cambiarlo en la tienda que lo compraste.

Luego de pasar todo el día haciendo pruebas, debes de fijarte si no ha quedado floja alguna de las partes de tu skate, si es así ajústalas, esto te garantizará de que todo te saldrá bien y te mantendrá alejado de caídas que no tenías previstas. Y si te has olvidado el skate afuera de casa y te lo ha mojado la lluvia, es posible que la humedad le pueda afectar a la estructura y quede con aire, en este caso deberás de cambiar la tabla, ya que es muy difícil andar en una estructura tan irregular.

Luego hay problemas estéticos que no tienen mayor importancia, como el de tener la lija gastada o el inferior de la tabla con la pintura un poco mal, en este caso no afectará en nada a tu andar, pero si eres muy cuidadoso cambiar la tabla de vez en cuando no estará nada mal.